Ogilvy & Mather Rh 485 - Blog Ogilvy España

¿Por qué le llaman MARKETING cuando quieren decir MENTIRA?

  • video
  • may
  • 9
  • 2013

Esta entrada ha sido leída 2605 veces!

imagen mkt mentira

Yo caí en ello el otro día: la gente a menudo utiliza la expresión “esto es marketing” para decir que “esto es mentira, es falso”. Es algo tan establecido e interiorizado que no me había dado cuenta.

Y es que los que nos dedicamos a esto tenemos un problema gordo y creciente: la gente no confía en lo que hacemos.

Y sus razones tiene, porque no es nada difícil encontrar ejemplos donde el marketing se gana esta consideración. No hace falta ni entrar a buscar overpromise en los beneficios que proponen las marcas para dar con ellos. Basta indagar en lo que algunas marcas intentan transmitir sobre lo que sus productos son o dejan de ser.

¿Por qué intentamos que la gente crea que es yogur aquello que se conserva fuera de la nevera y no lo es? ¿Por qué intentamos que la gente crea que es zumo de fruta aquello que lleva muy poca fruta y encima en forma de concentrado? ¿Por qué intentamos que la gente crea que es una loncha de pavo aquello que es más bonito que una loncha real de pavo? ¿Por qué intentamos que la gente crea que es margarina aquello que se unta mejor que la margarina? ¿Por qué intentamos que la gente crea que es vino aquello que es más dulce y tiene menos graduación que el vino?

Cuando nosotros dejemos de llamar A a aquello que es B, y sepamos vender B de una forma clara y honesta, nadie dirá “marketing” cuando quiera decir “mentira”.

Aunque este tipo de acciones engañosas sean pocas en porcentaje, son suficientemente potentes para sustentar esta imagen negativa de nuestra disciplina y dificultan cada vez más la construcción de marcas fuertes.


1 comentarios Deja un comentario
  1. Marketing versus aloe vera

    De acuerdo contigo Gem. Es cierto que llamar marketing a ciertas actividades potencia la desconfianza. Sobre todo cuando vas descubriendo que la verdad como meta no existe, y se suele sustituir por situaciones embaucadoras que derivan en conclusiones poco claras y honestas, por citar tus adjetivos.

    Podría ser sólo un problema de imposición de las marcas para mostrar beneficios o sensaciones que quieren asociar a sus productos. Pero siempre cabe el recurso de negarse a ejecutar proyectos que contradicen la mínima ética deontológica. Si a esto le añades la relación de tipologías que parecen creadas para acceder a la gestión de determinadas cuentas y actividades de la gestión empresarial, que por formación corresponderían a otros profesionales, no es difícil entender la mala imagen que arrastra el Marketing. Por citar algunas: Marketing corporativo, marketing de destinos, marketing directo, marketing 2.0, geomarketing, marketing de guerrilla, marketing industrial, marketing internacional, marketing interno, marketing en motores de búsqueda, marketing virtual, marketing móvil, neuromarketing, marketing participativo, marketing de permiso, marketing de proximidad, marketing relacional, marketing social, telemarketing, marketing 360º, marketing 1×1, marketing viral… y todas están tipificadas en Wikipedia, y tienen seguidores y paternidad y desarrollo teórico. Parece que el marketing es el aloe vera de la vida empresarial. No así de resultados evaluables. Verás que hay actividades que se asocian por adjetivación a labores en las que no queda clara la ejecución desde el marketing. También es fácil deducir que los calificativos pretenden ampliar los campos de actuación para acceder a recursos que de otra forma ejercerían otras profesiones.

    Si atendemos a la definición que la RAE hace de esta profesión, define al marketing como la mercadotecnia, 1. f. Conjunto de principios y prácticas que buscan el aumento del comercio, especialmente de la demanda. 2. f. Estudio de los procedimientos y recursos tendentes a este fin. Te darás cuenta de que hay muchos aspectos que se han asociado y que nada tienen que ver con el origen y la realidad que reflejan los puntos del diccionario. Se trata, según la RAE, de generar demanda, a través de técnicas que propicien el consumo, si no lo he entendido mal. Si no es así, me corriges desde tu mayor conocimiento.

    La situación creada durante demasiado tiempo con esas grandes campañas que encerraban más humo que realidades ha derivado en desconfianza. Cuando se pierde la credibilidad siempre espera un arduo camino de retorno, y no siempre se consigue encontrar el camino de vuelta. Siento no coincidir contigo en el porcentaje de acciones engañosas.

    Las marcas potentes continúan ahí, y, afortunadamente, no sólo el marketing puede situarlas en primera línea. Y que viva el debate sin acritud.

DEJA UN COMENTARIO

Llena tus datos a continuación

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>