Ogilvy & Mather Rh 485 - Blog Ogilvy España

Y Google mató la poesía

  • video
  • sep
  • 17
  • 2013

Esta entrada ha sido leída 1492 veces!

5526795227_e279766971_o

Por interés profesional y porque me gusta, suelo leer bastante sobre cómo escribir todo tipo de cosas: novelas, guiones, anuncios, etc. Hace bastante tiempo, llegó a mis manos un pequeño manual para escribir poesía llamado “Siete maneras de decir manzana” en el que se contaba la esencia de la poesía (escribirla bien ya es otro asunto).

Por el título ya se adivina que el autor considera la poesía como una exploración hacia lo más íntimo de cada concepto, una especie de batalla entre las palabras y la realidad que pretenden describir. Y es que se puede decir manzana de muchas maneras distintas, y todas serían correctas.

Los copys sabemos mucho de utilizar recursos poéticos. El primero, la metáfora; pero también su hermana menor, la comparación; o el juego de los contrarios, el oxímoron; y la nunca suficientemente ponderada aliteración. Así, hasta más de 250 figuras retóricas que podemos utilizar para decir lo que queramos (o lo que quieren los anunciantes) pero de forma diferente cada vez.

Y en estas, llega Google y nos cambia el paso diciéndonos que no mareemos a sus robots demasiado. Que a veces les cuesta distinguir entre una perita en dulce metafórica (cuando a España le toca jugar al baloncesto contra Andorra) y una perita en dulce literal (un postre cocinado a base de peras de pequeño tamaño).

Ahora, decir las cosas de tres formas diferentes es negativo. Repetir siempre las mismas palabras es beneficioso para posicionar la campaña y a nuestro anunciante. Perfecto. Menos trabajo, diréis. Bueno, más bien un trabajo distinto. Ahora se trata de contar cosas diferentes pero siempre sobre un mismo concepto, o mejor, sobre unas mismas palabras (keywords, tags o hashtags).

Así, Google nos aleja de la poesía y nos descubre el haiku, otra forma de poesía en la que prima la sencillez y, atención, se articula alrededor de una palabra clave, el kigo. Así, consiguen composiciones tan expresivas, elegantes y fáciles de entender para Google como la siguiente:

La flor de loto

Sus hojas y las marchitas

Flotando en el agua

Termino este artículo porque tengo que irme pitando a comprar unos cuantos libros de haikus. Por cierto, señor Google, irse pitando no es andar por la calle con un silbato en la boca. Es, simplemente, irse rápido.

Y como ningún post está terminado sin la pregunta final, ahí va: ¿qué haces tú para escribir para Google?

Imagen: Felixe bajo licencia CC.


0 comentarios Deja un comentario

DEJA UN COMENTARIO

Llena tus datos a continuación

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>